¡Todos y todas a las calles! ¡Todos y todas a la lucha!

La Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a los cinco miembros de la manada a nueve años de cárcel por abuso sexual continuado dejando claro que, según estos indecentes jueces, no hubo violación ya que para ellos, no hubo violencia. Pero y por si la vergüenza no lo fuera suficientemente grande con esta sentencia avalada por dos de los tres jueces, el tercero ha emitido un voto particular en el que plantea la absolución de estos cinco animales. Para este juez lo que hubo fueron relaciones sexuales consentidas por la mujer “en un ambiente de jolgorio”.

Esta decisión judicial ha conmocionado a millones de mujeres, y también a una mayoría de hombres con conciencia.

La justicia española, heredada directamente del franquismo, la misma que encarcela a jóvenes por criticar a la monarquía y la corrupción del PP, que juzga a tuiteros y raperos, que ataca la libertad de expresión secuestrando libros, censurando revistas y metiendo en la cárcel a activistas y políticos que disienten del ideario fascista, esa misma justicia saturada de jueces reaccionarios y machistas, acaba de perpetrar una agresión sin precedentes contra las mujeres, legalizando en la práctica la violación, y colocándonos en la diana de cualquier desaprensivo que sabe que contará con la protección y la impunidad de los tribunales.

Poner urnas es violencia, manifestarse es violencia, tuitear es violencia, rapear es violencia, silbar al rey y al himno es violencia, pero que cinco salvajes acorralen a una chica de 18 años en un portal y la vejen sexualmente de forma brutal, no lo es. La justicia en el Estado español, no está ciega, está cara al sol.

Cientos de miles de hombres y mujeres inundamos las calles en respuesta a esta aberración

La mal llamada justicia, tras haber sometido a un auténtico escarnio público a la víctima, rebaja escandalosamente las penas solicitadas por la acusación particular y la fiscalía. ¡¡Cómo se atreven!! ¡Es sencillamente increíble y repugnante! Esta sentencia es una auténtica invitación a violar y agredir a las mujeres. Se puede violar en grupo, grabarlo, difundirlo, torturar física y psicológicamente a una mujer sin que se castigue este delito ¡como si no hubiera sucedido nada! ¡Es legalizar el delito de violación! ¡Eso es lo que dice la justicia!

¡No fue abuso, fue violación! Este fue el clamor que cientos de miles de gargantas gritamos el mismo día que se emitió la sentencia en la inmensa mayoría de las localidades, grandes y pequeñas, que existen a lo largo y ancho del Estado español. En las grandes ciudades, como Madrid, Barcelona, Valencia, Pamplona, Bilbao, Sevilla, Málaga, Zaragoza y un largo etc, manifestaciones masivas y espontaneas, recorrieron sus calles, y mujeres y hombres de todas las edades manifestamos nuestra indignación contra esta infame sentencia.

Cientos de miles de personas hemos dejado claro que no vamos a consentir que tres reaccionarios con la toga de juez sancionen legalmente que una terrible violación grupal no es una violación y absuelva, en la práctica, a los energúmenos que la llevaron a cabo.

La lucha es el camino, lo hemos demostrado este jueves y es lo que la experiencia nos demuestra una y otra vez que hay que hacer si queremos defender o conquistar derechos.

En ese sentido, desde GanemosCCOO apoyamos la huelga general de estudiantes convocada por el Sindicato de Estudiantes y la organización feminista Libres y Combativas para el 10 de mayo. Consideramos que la Federación Estatal de Enseñanza de CCOO debería sumarse a esta iniciativa y convocar junto a los jóvenes estudiantes esta huelga.

Es necesario, además de expresar toda la solidaridad de los estudiantes y de los trabajadores de la enseñanza con la víctima de esta agresión horrenda, manifestar de forma contundente el rechazo a esta justicia patriarcal y machista y exigir la expulsión de la judicatura de los jueces responsables de esta sentencia aberrante.

La política represiva desatada por el PP contra el pueblo catalán, contra los activistas sociales en todo el estado, etc, ha dado confianza para actuar impunemente y con cada vez más audacia a los sectores más reaccionarios del aparato del Estado. Por tanto esta movilización es también parte de la lucha por expulsar al PP del Gobierno, para acabar con la corrupción y con los ataques a los derechos democráticos.

¡Nosotras sí te creemos!

¡Basta de justicia machista y violencia contra las mujeres!

¡Abajo el Gobierno del PP!