Hace ya más de tres años de la movilización histórica de las Marchas de la Dignidad que, bajo el lema “Pan, Trabajo y Techo”, reunió en Madrid el 22 de marzo de 2014 a un millón de personas en una tremenda demostración de fuerza de la clase trabajadora. Fue una verdadera rebelión contra los efectos devastadores de la crisis económica capitalista y contra sus representantes políticos, un punto álgido de la lucha que se inicio tras el 15-M, las huelgas generales de 2012, las mareas... Pero también, y no podemos olvidarlo, fue una respuesta contundente a la nefasta política de paz social impuesta por las cúpulas sindicales de CCOO y UGT. Toxo y Méndez se negaron a convocar esa movilización contra el sentir general de sus afiliados, que sí participamos, mientras días antes se hacían la famosa foto de la vergüenza con Rajoy en La Moncloa.

El próximo sábado 27 de mayo las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid para seguir exigiendo Pan, Trabajo, Techo y, esta vez también, Igualdad. Tres años después los motivos para salir a la calle existen más que de sobra: En defensa de pensiones públicas dignas y a cargo de los Presupuestos. No al Pacto de Toledo. Por el empleo estable, salarios dignos y la renta básica. Derogación de las reformas laborales del PP y PSOE. Por la libertad de l@s pres@s y procesad@s por luchar. Amnistía. Por el no pago de la deuda, que es utilizada por el gran capital como arma de extorsión y expropiación masiva de derechos sociales y laborales y de servicios públicos. UE y FMI fuera ya de aquí. Por la defensa de los Servicios Públicos como derechos esenciales. Contra el feminicidio: Nos queremos vivas, ni una menos.

Desde GanemosCCOO llamamos a participar a todos los trabajadores y trabajadoras en dicha movilización que confluirá en la madrileña plaza de Neptuno a las 17h. de la tarde con gentes venidas de todos los territorios del Estado. Llamamos a la juventud obrera y a la clase trabajadora, a todos aquellos que sufrimos en nuestras propias carnes las políticas de degradación y privatización de los servicios públicos (sanidad, educación, dependencia,...), los bajos salarios, la precariedad, los EREs, el desempleo, los desahucios, la carestía de la vida, el saqueo y el robo de los recursos públicos por parte de una minoría de parásitos al servicio del sistema; llamamos a movilizarse a todos aquellos que soportamos el recorte de nuestros más elementales derechos democráticos, así como la represión policial e institucional por el mero hecho de atrevernos a levantar la voz y defenderlos; llamamos a salir a la calle para dejar muy claro que hay que echar a este gobierno de los recortes y la corrupción, y que para ello el único camino es el de la lucha en la calle.

Y este es el camino que en los últimos meses la clase obrera y la juventud ha tomado. Son muchos los ejemplos, desde las grandes manifestaciones de la Marea Blanca en Andalucía que han acabado con una victoria parcial, obligando a Susana Díaz a retirar parte de sus planes privatizadores para la sanidad pública, hasta las huelgas y manifestaciones contundentes y sostenidas en el tiempo que ha organizado el Sindicato de Estudiantes y que han obligado al gobierno del PP a retirar las reválidas franquistas, pasando por el inmensa manifestación a favor de los refugiados en Barcelona, con más de 500.000 asistentes, la Marcha de la Dignidad en Sevilla del pasado 28 de febrero, con cerca de 90.000 personas abarrotando el centro de la ciudad, o las masivas e históricas movilizaciones del 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, con cientos de miles de manifestantes en decenas de ciudades, que muestran con claridad el potencial para poner fin al PP (y a sus lacayos de Ciudadanos y de la dirección golpista del PSOE que sostienen a este gobierno de capitalistas y ladrones) y conseguir importantes victorias si unificamos las luchas.

Y todo ello, a pesar de la política de inacción de las direcciones sindicales. Por eso desde GanemosCCOO también saldremos el 27-M para exigir a las direcciones de CCOO y UGT que rompan ya con esta política de paz social que ha desarmado a la clase obrera, ha envalentonado a los empresarios, y ha facilitado al Gobierno de Rajoy destruir gran parte de las conquistas sociales que tanto esfuerzo costó a los trabajadores alcanzar. El Gobierno de Rajoy es débil y la posibilidad de provocar su caída está al alcance de la mano. Hay que preparar ya la convocatoria de una huelga general para echar abajo este gobierno de corruptos y capitalistas que nos niegan lo más mínimo. La movilización del sábado 20 de mayo en apoyo a la moción de censura presentada por a Unidos-Podemos, y que llenó la Puerta del Sol con decenas de miles de personas, demuestra también que la fuerza y la energía están ahí. ¡Sí se puede!


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales